jueves, 12 de abril de 2012

{Ravioles de calabaza con salsa scarparo}



Porciones: 20 ravioles grandes

En el mercado

» Para el relleno

1/2 calabaza (según tamaño y la cantidad que queráis hacer)
200 g. de queso de pasta blanda (yo he utilizado uno francés de sabor fuerte, "chaumes")
1 cebolla
1 diente de ajo
2 yemas de huevo
Tomillo
Sal y pimienta

» Para la masa

500 g. de harina
4 huevos
1/2 cucharadita de sal
50 ml. de agua

» Para la salsa

4 tomates
2 cebollas
25 g. de manteca
2 cucharadas de albahaca picada
2 cucharadas de queso rallado
1 hoja de laurel
50 ml. de vino blanco
200 ml. de crema de leche
Sal y pimienta
Nuez moscada

En la cocina

» Para el relleno

1) Limpiar la calabaza de piel y pepitas, cortarla en trozos.
2) Salpimentar y poner una ramita de tomillo. Envolverla en papel de aluminio y hornear a 180º C, unos 30 minutos.
3) En una sartén rehogar la cebolla y el ajo picaditos. Cuando estén tiernos, incorporar la calabaza.
4) Pisar la mezcla con un tenedor o con batidora.
5) Añadir las yemas batidas, el queso y condimentar a gusto. Cuando el queso esté fundido y bien integrada en la mezcla, retirar del fuego y reservar.

» Para la masa

1) Tamizar la harina y hacer una montaña en forma de volcán. En el centro, añadir los huevos, el agua y la sal.
2) Amasar bien hasta que la masa ya no se pegue a las manos.
3) Formar una bola con ella, envolverla en papel film y dejarla reposar 30 minutos.
4) Con ayuda de un rodillo, estirar la masa hasta que quede finita. Darle forma de rectángulo y cortarla en dos partes. Pintar una de las partes con huevo batido.
5) Con ayuda de una cuchara, colocar encima de la masa porciones del relleno, dejando unos 2 centímetros de separación entre cada una.
6) Tapar con la otra mitad de masa y presionar un poco alrededor de las porciones para que se peguen las dos partes.
7) Con un cortapasta o cuchillo, cortar los ravioles.
8) Hervir en abundante agua caliente unos 10/12 minutos. Ir probando hasta que esté a punto.

» Para la salsa

1) En un mortero, hacer una mezcla con los dientes de ajo, la albahaca, la manteca y el queso rallado. Reservar.
2) En una sartén, rehogar la cebolla picadita. Cuando esté lista, añadir los tomates pelados y cortados en trocitos, y una hoja de laurel. Rehogar un poco, añadir el vino, y dejar que hierva unos minutos para que se evapore el alcohol. Incorporar la crema.
3) Salpimentar y dejar cocinar durante unos 25 minutos.
4) Añadir la mezcla de ajo, albahaca, manteca y queso rallado, junto con una pizca de nuez moscada y triturar todo en la batidora.
5) Servir la salsa caliente sobre los ravioles.

Fuente: hermanasenlacocina.blogspot.com.ar

1 comentario:

Elsa Mónica Farfán Torres dijo...

Voy a probar la receta. Después comento.