domingo, 13 de marzo de 2011

{Pasta frola}


Éste es uno de mis platos dulces preferidos. Lo prefiero al chocolate, al dulce de leche y a cualquier otro plato dulce.

Esta tarta acompañó toda mi niñez. Recuerdo a la hermana de mi abuela, la tía Tita, haciéndola los domingos por la tarde y yo, apenas una niña, esperando con ansiedad a que estuviera lista.

Les dejo ésta, una de las mayores delicias que he probado.

En el mercado

220 g. harina 0000
100 g. manteca
100 g. azúcar
2 yemas
1 cucharada cáscara de limón
½ cucharadita de polvo para hornear
750 g. de dulce de membrillo
6 cucharadas de agua

En la cocina

1) Precalentar el horno al mínimo.
2) En un bowl, batir la manteca a punto pomada con el azúcar.
3) Agregar las yemas, la ralladura de limón y, por último, la harina tamizada con el polvo para hornear.
4) Formar la masa sin trabajarla mucho.
5) Estirar la preparación y forrar una tartera de 24 cm de diámetro previamente enmantecada y enharinada.
6) Cocinar en horno moderado durante 10 minutos.
7) Mientras tanto, disolver el dulce de membrillo con el agua, a baño María.
7) Retirar del horno y verter la pasta hecha con el dulce de membrillo.
8) Introducirla nuevamente al horno durante 20 minutos más.

10) Esperar a que la tarta esté tibia antes de desmoldar.

Nota: la última vez que cociné esta receta, la hice sin agregarle las tiritas y me gustó mucho más. Por eso, esta receta no las incluye, aunque se vean en la foto.

Y para acompañar esta riquísima tarta, les dejo esta deliciosa canción Apron strings, de EBTG.

1 comentario:

marcela dijo...

Es muy manjar, doy fe, la he degustado en varias oportunidades, gracias Ro por tus recetas!!!